dic 17

Respuesta sexual humana

La respuesta sexual humana es el conjunto de cambios físicos y hormonales que poseen los seres humanos frente a las estimulaciones en sus zonas erógenas, estas respuestas tienen como objetivo facilitar la reproducción sexual humana. Fue estudiada por el famoso ginecólogo William Masters y la Psicóloga Virginia Johnson (conocidos popularmente por sus dos apellidos juntos: Masters y Johnson incluso después de casarse).

Diferenciaron 4 fases: excitación, meseta, orgasmo, resolución.

Fase de deseo sexual

La estimulación o la postergación de los impulsos sexuales procede de nuestros pensamientos; estos pensamientos son inducidos por los órganos de los sentidos, en especial la visión, la cual estimula zonas de ensoñación y la fantasía en el cerebro. A su vez, existen conexiones con centros de control hormonal, que secretan especialmente testosterona y hormona luteinizante que aumenta el deseo sexual.

No se observan cambios visibles en el cuerpo durante esta fase, ya que se trata solamente de un proceso mental. La fase del deseo o apetito sexual debe funcionar para que la persona se interese en la actividad sexual.

Fase excitación

La excitación es la primera fase, se puede provocar por muchos estímulos diferentes: la visión de un cuerpo desnudo, una caricia, una mirada… la lista puede ser infinita. Aún no se ha podido clasificar de manera diferenciada si hay algo que excite a hombres y mujeres por separado, aunque las creencias populares son que Continue reading

dic 17

Sexología

El neurólogo Sigmund Freud postuló la primera teoría sobre el desarrollo sexual progresivo en el niño. Freud caracteriza las etapas del desarrollo libidinal (sexual) del niño en fases de la evolución del Yo.

  • Fase oral: Primera fase de la evolución de la libido: el placer sexual está ligado predominantemente a la excitación de la cavidad bucal y de los labios. Es la primera fase la organización pre-genital, es decir, los genitales no entran en juego. La relación de amor con la madre se da a partir del amamantamiento. El bebé encuentra placer en chupar (pecho, pulgar, chupete) primero y en morder después de la aparición de la dentición (fase canibalística-oral) con la introducción de la comida sólida.
  • Fase anal: Segunda fase de la organización pre-genital. Puede situarse aproximadamente entre dos y cuatro años cuando el niño comienza a controlar sus esfínteres y deja los pañales. Se caracteriza por una organización de la libido bajo la primacía de la zona erógena anal. El niño encuentra placer en la expulsión (fase anal expulsiva) y retención (fase anal retentiva) de las heces lo cual tiene también un significado simbólico: Freud hace coincidir la actividad erótica anal con el surgimiento de rasgos sádicos (fase sádico-anal) y la pasivos en la personalidad del individuo.
  • Fase fálica: Primera fase de la organización genital. Se caracteriza por una primacía de los órganos genitales, pero el niño no reconoce más que un solo órgano genital, el masculino (falo). La diferencia de los sexos equivale a la oposición fálico-castrado (el niño cree que a la niña le han amputado su órgano o que ya le crecerá). Corresponde al momento culminante de la declinación del complejo de Edipo por la amenaza de castración alrededor de los cinco o seis años. La significación de la fase fálica, especialmente en la niña y las teorías de Freud acerca de la envidia del pene y la vida sexual de la mujer han dado lugar a importantes discusiones en la historia del psicoanálisis. Continue reading
dic 17

Sexualidad Humana

La sexualidad humana representa el conjunto de comportamientos que conciernen la satisfacción de la necesidad y el deseo sexual. Al igual que los otros primates, los seres humanos utilizan la excitación sexual con fines reproductivos y para el mantenimiento de vínculos sociales, pero le agregan el goce y el placer propio y el del otro. El sexo también desarrolla facetas profundas de la afectividad y la conciencia de la personalidad. En relación a esto, muchas culturas dan un sentido religioso o espiritual al acto sexual, así como ven en ello un método para mejorar (o perder) la salud.

La complejidad de los comportamientos sexuales de los humanos es producto de su cultura, su inteligencia y de sus complejas sociedades, y no están gobernados enteramente por los instintos, como ocurre en casi todos los animales. Sin embargo, el motor base del comportamiento sexual humano siguen siendo los instintos, aunque su forma y expresión dependen de la cultura y de elecciones personales; esto da lugar a una gama muy compleja de comportamientos sexuales. En la especie humana, la mujer lleva culturalmente el peso de la preservación de la especie. Continue reading

dic 17

Estimulación oral de los pezones

La estimulación oral de los pezones es una práctica sexual humana común. Normalmente, una persona estimula oralmente los pezones de otra, lamiendo, chupando o mordiéndoselos. La práctica puede ser realizada por o sobre personas de cualquier género o edad, aunque algunas personas son capaces de darle estimulación oral a sus propios pezones.

La estimulación oral de los pezones puede ser:

  • Una forma de juegos previos. Aunque también algunas mujeres e incluso algunos hombres han experimentado un orgasmo de mama sin otras formas de estimulación sexual.
  • En algunos casos, un acto sexual visual que consiste en que la mujer lama sus propios pezones a fin de estimular visualmente a su pareja con tal escena.

La estimulación de los pezones promueve la secreción de la hormona oxitocina, la cual es conocida por aumentar la afinidad de la pareja, la confianza, el instinto maternal y disminuir la ansiedad. Continue reading

dic 17

Felación

La felación (del latín fellatio, de fellare, ‘chupar’) o coito per os (por boca) es una práctica de sexo oral que consiste en chupar, lamer, usar la lengua para generar movimientos circulares en el glande y estimular el pene con la boca y con los labios.

Como forma de masturbación (autofelación) es muy poco frecuente, debido a la dificultad física, por lo que en general suelen hacerla otra u otras personas, del mismo o de distinto sexo.

En la prostitución es relativamente frecuente que la hagan dos personas (felación a dúo), y en las orgías y en las películas pornográficas pueden ser tres o incluso más.

Cuando la boca se queda quieta de manera pasiva y es el pene el que la penetra, el acto se llama irrumación (del latín irrumatio). Esta diferencia es más teórica que práctica, ya que ninguno de los dos participantes suele permanecer completamente pasivo. Continue reading

dic 17

Cunnilingus

Cunnilingus (del latín cunnus: “cuña” o “vulva”, y lingus: “lengua”), práctica de sexo oral donde se chupa, frota, lame o mordisquea (con grados variables de intensidad, y también pueden ensalivar o escupir) con la boca, con la lengua y con los labios o los dientes los labios de la vulva, la entrada de la vagina y el clítoris.

En el cunnilingus puede incluirse una práctica llamada Humming, que consiste en hacer un sonido gutural con la garganta para producir cosquilleo en la sensible mucosa genital femenina. También es posible estimular oralmente la parte superior de los genitales femeninos mientras se introduce el pene en la vagina.

Como forma de masturbación es muy poco frecuente (autocunnilingus), debido a la dificultad física, por lo que en general suele realizarla otra persona.

Puede ser realizada por una o varias personas, del mismo o de distinto sexo. Continue reading

dic 17

Variedades del Sexo Oral

Cunnilingus

El cunnilingus (del latín cunnus: ‘cuña’, ‘vulva’; y lingus: ‘lengua’) es una forma de sexo oral que consiste en lamer y chupar los órganos genitales femeninos (los labios de la vulva, la entrada de la vagina y en particular el clítoris) con la lengua y los labios.

Felación

La felación (del latín fellatio) es una forma de sexo oral que consiste en chupar o lamer el pene y el escroto con la boca, la lengua y los labios. Un posible final de la felación es tragarse el semen de la eyaculación, aunque no es recomendable por el riesgo de transmisión de infecciones. Continue reading

dic 17

Relación Sexual

La relación sexual es el conjunto de comportamientos que realizan al menos dos personas con el objetivo de dar y/o recibir placer sexual. Las relaciones sexuales pueden incluir muchas prácticas como el magreo, el sexo oral o el coito. El coito consiste en la introducción del pene en la vagina o el ano. En el caso de parejas heterosexuales fértiles, también pueden estar presentes fines reproductivos.

El término relaciones sexuales se utiliza para referirse al comportamiento sexual de los seres humanos. El término apareamiento se utiliza para referirse al resto de animales. En biología, el apareamiento es el conjunto de todos los comportamientos de cortejo y cría que realizan dos individuos de distinto sexo para procrear, y que culmina con la cópula; en oposición a la posibilidad de engendrar descendencia con uno solo (autofecundación de hermafroditas, partenogénesis). Continue reading

dic 17

Asexualidad

La asexualidad es una orientación sexual de una persona que no siente atracción sexual hacia ninguna otra persona. Según los estudios de Anthony Bogaert, profesor de Ciencias de la Salud Comunitaria y Psicología en la Universidad de Brock, en Canadá el 1% de la población es asexual.

Hay diferencias entre la gente que se define como asexual, principalmente referidas a la ausencia de apetito sexual o atracción romántica. Algunos solo experimentan una de las dos, otros las dos y otros ninguna. Hay desacuerdo con respecto a cuál de estas configuraciones puede ser descrita genuinamente como asexual. Mientras que algunos creen que las cuatro pueden ser calificadas así, otros creen que para ser asexual se debe carecer de apetito sexual, atracción romántica o ambas.

Algunos asexuales pueden experimentar sensaciones sexuales, pero no tener deseo de actuar sobre ellas, mientras que otros intentan conseguir la descarga sexual mediante el acto sexual o la masturbación.

Los asexuales a pesar de no sentir atracción sexual o tener deseo sexual, sí pueden experimentar atracción romántica, ésta puede ser dirigida hacia uno o ambos géneros. Desean generalmente relaciones románticas (que pueden ir de vínculos informales al matrimonio) con su género o géneros preferidos, pero a menudo desearían que dichas relaciones no incluyeran actividad sexual. Según su orientación romántica algunos asexuales se definen a sí mismos como heterorománticos, homorománticos o birománticos, esto está relacionado con el concepto de orientación afectiva, mientras que también existen otros asexuales arrománticos o no románticos que aparte de no sentir atracción sexual, tampoco tienen atracción romántica. Los asexuales arrománticos tienden a conformarse con tener amigos muy cercanos con los que comparten una gran conexión emocional pero con los que no desean establecer una relación formal y tampoco tienen problema con que éstos tengan otras relaciones con otras personas, simplemente quieren que sean parte de su vida y pasar tiempo con ellos. Los asexuales arrománticos o no románticos usan la palabra “squish” en inglés de la misma manera que el resto de personas sexuales o románticos usan la palabra “crush” para hablar de una persona que te gusta o de la que te has enamorado o con la que te gustaría tener una relación excepto de orientación afectiva. Continue reading

dic 17

Deseo Sexual Inhibido

La anafrodisia, anorexia sexual o deseo sexual inhibido se refiere al bajo nivel de interés sexual, en el cual una persona no comenzará ni responderá al deseo de actividad sexual en la pareja. La situación provoca insatisfacción y depresión, constantemente se formulan diversas excusas para evitar la relación sexual.

Algunas de las posibles causas que la originan, tanto físicas como psicológicas, son: poseer un concepto propio de poco o nulo atractivo físico; negación al éxito, al placer y al amor; miedo al rechazo por parte de la pareja; o dificultades para manifestar sus deseos sexuales, conflictos, rutina sexual, etc.

Es una inhibición persistente o difusa del deseo sexual o la libido existiendo un bloqueo en la apetencia sexual, con lo que la frecuencia de relaciones disminuye considerablemente, siendo a veces casi nula.

Una combinación frecuente en el seno de la pareja consiste en la presencia de deseo sexual inhibido en la mujer acompañada de eyaculación precoz en la pareja masculina. Ambos procesos se retroalimentan entre sí, de tal forma que la falta de deseo aumenta la latencia entre las relaciones sexuales, Continue reading