La terapia sexual online, todas las ventajas.

Que hoy en día vivimos rodeados de las tecnologías y las redes sociales es claramente una cuestión innegable, y es que Internet está  inmerso en nuestras vidas, tenemos smartphones, portátiles o tablets, nos comunicamos con nuestros familiares y/o amistades por chats o videoconferencias, aplicando así la tecnología a diversas áreas de nuestra vida, ya sea profesional, de ocio o incluso para buscar pareja, no hay más que fijarse en el creciente desarrollo de las “apps de ligue” en lo últimos tiempos (Tinder, Grindr, Wapa, Meetic, etc.). Estamos, como dice Vaimberg (2012): “cambiando o creando nuevas maneras de relacionarnos, pensar o vivir nuestra propia identidad”.

Tal es la magnitud del fenómeno tecnológico que ya son muchos los ámbitos que se han visto condicionados o influenciados por él, obligándose a adaptarse a los nuevos tiempos, y este está siendo el caso del asesoramiento sexológico y la terapia sexual o terapia de pareja.

Si Masters y Johnson vivieran en estos tiempos ¡seguro que también desarrollarían terapia sexual online!

Las nuevas tecnologías facilitan el acceso a información, a servicios, y por supuesto, a profesionales. Y es por eso que desde hace años se ha utilizado en sexología para  poder realizar terapia sexual online a través de plataformas de videoconferencia. Dichas plataformas hay que tomarlas como una herramienta y no como un tipo de tratamiento sexual, ya que el proceso que se va a seguir y la calidad del mismo es igual que el que haríamos en una terapia sexual presencial.

sexologos valencia clinica sexologia tratamiento disfuncion erectil

Por ello, muchos servicios orientados a la atención personal se han tenido que actualizar y modificar el tipo de acceso que se tiene a ellos, y el mundo de la salud no ha querido quedarse atrás. En la mayoría de las clínicas ya se puede pedir cita online, contactar con tu especialista en sexología por email (más rápido que una carta, y menos incómodo que las esperas al teléfono, si es que consigues hablar con alguien), descargarte los resultados de pruebas que tardaban semanas en llegar al domicilio, etc.

La aparición de nuevas tecnologías ha hecho posible que nuestro día a día cambie radicalmente en los últimos 10 años. Ya no hace falta acercarse al banco para ver nuestro extracto, ni debemos esperar impacientes en la parada de autobús a que éste llegue en cualquier momento (ya sean 3 minutos o 15), o la necesidad de cargar con un libro pesado todo el día para leer unos minutos. Hoy día, con tener un smartphone tenemos todos estos servicios a un dedo de distancia.

Tener a tu sexólogo o sexóloga en línea presenta muchas ventajas sobre la terapia convencional:

– Accesible: el acceso a este tipo de tratamientos no siempre es fácil dependiendo de dónde vivas. Las ciudades más pequeñas no siempre cuentan con especialistas en sexología, y los traslados a veces se hacen imposibles por distancias o por problemas de movilidad. Además, en los tiempos que corren muchos se han visto obligados a dejar sus países, por lo que realizar terapia sexual en tu lengua materna es más atractivo que en un idioma extranjero. 

– Ahorro de tiempo y dinero: uno de los problemas más graves en la sociedad actual es la falta de tiempo. Siempre falta y se buscan mil atajos para poder ahorrar unos minutos. Gracias a la terapia online no debemos desplazarnos, y ahorramos en transporte y en el tiempo invertido para llegar al especialista en sexología.

– Contexto cómodo: al realizar la terapia desde una casa o un despacho que es familiar, no se pasa por el trámite de acomodarse a un nuevo entorno. El ambiente confortable generará un estado de relajación ayudará a centrarse más en la terapia en sí, y no en la nueva situación.

terapia sexual online por sexologo sergio perez

– Búsqueda especializada: se abre la posibilidad de realizar tratamiento con el especialista en sexología y terapia de pareja que más se adecue a las necesidades del paciente, ya sea porque se tienen buenas referencias o se conoce su trabajo. La disponibilidad de profesionales es inmensa, y se podrá elegir lo que más convenga.

– Flexibilidad de horarios: al no tener que desplazarte hasta una sede, el tiempo que se tiene que invertir además de la hora de terapia es mínimo. Por ello, encajar la cita en la agenda es mucho más sencillo.

– Anonimato: aunque el problema debe naturalizarse, muchos pueden tener dificultades en asumir o aceptarlo de forma pública, más aún cuando hablamos de disfunciones sexuales. Acudir a tu sexólogo online facilita el anonimato, evitando cruzarte con otros pacientes o gente conocida cerca de la consulta.

Por todo ello, el uso de estas herramientas en el tratamiento de los problemas sexuales está en auge y se va naturalizando más a medida que nos vamos familiarizando con las herramientas que nos ofrecen las nuevas tecnologías. Son recursos disponibles para la gran mayoría que facilitan nuestra vida, por lo que debemos hacer uso de ellos en la medida de lo posible.

Qué es el asesoramiento sexológico, o la terapia sexual online.

El asesoramiento sexológico online, o la terapia sexual online, es aquella que se realiza de forma virtual, es decir, a través de una pantalla, mediante videoconferencia u otros recursos digitales, por lo que la presencia física de una sexóloga o un sexólogo, y la persona o pareja atendida, en una misma sala, no es necesaria, posibilitando así realizar un asesoramiento mediante una pantalla sin que sea preciso acudir en persona al centro sexológico en cuestión. Únicamente se necesitan un ordenador y una webcam.

En palabras de Vaimberg (2012): “las psicoterapias mediadas tecnológicamente, son aquellas intervenciones que responden a los objetivos de las mismas, utilizando las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC)”.

Es decir, lo que hay que tener claro es que cuando se habla de asesoramiento sexológico online, se está hablando del empleo de un recurso técnico en concreto (que se adapta a cualquiera de las modalidades de la psicoterapia), pero en ningún caso estamos hablando de una nueva modalidad de intervención terapéutica, o dicho en latín: siéntate en tú sofá, enciende tu portátil y disfruta de la misma atención sexológica que recibirías en una consulta presencial.

Qué personas se pueden beneficiar más del asesoramiento sexológico online

En general, cualquiera, aunque hay determinadas personas que pueden obtener un mayor beneficio de este tipo de intervenciones. Y ¿quiénes son estas personas?

  • Aquellas personas que viven en zonas rurales o pueblos pequeños, en las cuales carecen de sexólogas o sexólogos, por lo tanto no pueden acceder de otra manera a este tipo de servicios.
  • Aquellas personas hispanohablantes que viven en países de habla no hispana, y que, a pesar de vivir en ciudades que cuentan con centros sexológicos, no pueden acceder a ellos debido a limitaciones con el idioma.
  • Aquellas personas con movilidad reducida, o que sufren alguna enfermedad que les dificulta el traslado a un centro físico, o aquellas personas que se encuentran en situaciones vitales concretas en las que el formato online les facilita la asistencia (por ejemplo, para conciliar tras la paternidad/maternidad, facilitar el periodo de lactancia, etc.)
  • Aquellas personas que tienen la agenda repleta, u horarios de trabajo complicados, viajes frecuentes, etc.
  • Aquellas personas que quieren ser atendidas por un profesional en concreto (por recomendaciones, por ejemplo), pero dicho profesional se encuentra lejos de su lugar de residencia.

para qué tipo de dificultades sexuales es adecuado este formato

Teniendo en cuenta que el canal es audiovisual, es decir, que vemos y oímos a las personas y además es a tiempo real, lo cual permite una interacción entre las partes, en realidad (salvando las distancias) las sesiones online se asemejan mucho a las sesiones presenciales.

Sin embargo, siempre habrá que evaluar cada caso (por ejemplo, en las sesiones iniciales) y valorar así si se puede abordar la dificultad concreta mediante esta vía, o por el contrario sería más conveniente buscar otras alternativas. También se puede valorar la posibilidad de combinar las sesiones online con alguna sesión presencial, si la situación lo permite.

En definitiva, como comentábamos, los tiempos están cambiando y vamos avanzando en la sociedad adaptándonos a estos cambios. Es innegable que la tecnología ocupa ya un lugar importante en cada uno de los campos de nuestras vidas, facilitando y haciendo cada vez más cómodas diversas actividades, así que, de lo que no cabe duda, es de que el asesoramiento sexológico online, y la terapia sexual online, han llegado, y al parecer lo han hecho para quedarse…

Así que si tienes una dificultad o problema sexual y no puedes acudir en persona, recuerda: ¡También atendemos online!.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
Abrir chat